30-10-2013

Lidiando con UEFI, GPT y las instalaciones de Linux (II): El Setup

← (I) Introducción

El Setup es la pantalla de configuración del firmware del ordenador. Esta pantalla es accesible únicamente desde la primera pantalla de arranque en el momento de encender el ordenador. En los ordenadores con BIOS suele aparecer una indicación de la tecla que hay que pulsar (suele ser DEL/Supr. F2, F10, o F12), pero los que tienen UEFI suelen ser demasiado rápidos para eso, por lo que hay que mantener pulsada la tecla correspondiente desde antes de encenderlos.

Si vuestro ordenador viene con Windows 8/8.1, es más sencillo entrar al Setup, con la opción Inicio avanzado de la aplicación de configuración (en Windows 8 está en la sección Uso general; en 8.1 está en Actualizar y recuperar > Recuperación). Al pulsar en “Reiniciar ahora”, accederéis a una serie de menús en los que podréis encontrar la configuración del firmware bajo Opciones avanzadas.

image

Una vez dentro del Setup, las dos opciones que más nos interesan son las que modifican el modo de arranque y el modo de seguridad. La primera permite elegir entre el arranque UEFI y un modo de compatibilidad que simula una BIOS; la segunda es el Secure boot que viene con Windows 8. Cada Setup está organizado de forma distinta, según el fabricante (Gigabyte, Phoenix, Insyde, ASUS…), así que lo más fácil es que busquemos por los menús hasta que las encontremos. De hecho, algunos Setup permiten utilizar el ratón para moverse por los menús, además de incorporar una interfaz algo más agradable que en las BIOS.

Modo de arranque

La opción de modo de arranque (Boot Mode, UEFI Boot o similar) estará bajo las opciones de arranque o entre las opciones avanzadas. Tendrá dos posibles valores, UEFI y Legacy BIOS/CSM mode. El primero de ellos provocará que se busquen cargadores de arranque EFI, bien en la partición EFI del disco duro o bien en otros dispositivos, Este tipo de arranque reside siempre en un archivo con extensión .efi (por ejemplo, Windows utiliza el archivo bootmgr.efi, entre otros), que suele estar en una carpeta EFI o boot/EFI.

El segundo valor activa un modo de compatibilidad, que permite iniciar el ordenador como si tuviera una BIOS antigua, es decir, haciendo caso a los sectores de arranque de los discos. Esto nos permitiría arrancar una distro Linux, que no soporte EFI, desde un pen drive. Aunque de primeras no soporte EFI, si instalamos esa distro podremos utilizar un cargador de arranque que sí esté habilitado para EFI, y reconozca los sistemas Linux (más sobre los cargadores de arranque en el siguiente post de esta serie).

Secure Boot

image

La opción de Secure Boot aparecerá si el ordenador traía instalado Windows 8/8.1, y estará activada por defecto. El propósito de esta función es que se impida arrancar de forma no intencionada un posible archivo maligno que esté almacenado, por ejemplo, en un pen drive que esté conectado al ordenador. Con la antigua BIOS, en el caso de que se hubiera establecido el USB como unidad prioritaria para arrancar, lo haría sin atender a la seguridad de lo que se está ejecutando. Sin embargo, en muchos más casos estaremos tratando de iniciar un S.O. que no esté aún preparado para Secure Boot, y por tanto no nos deje arrancarlo.

Es recomendable dejarla activada si no vamos a utilizar más que el arranque de Windows o una distro de Linux que ya soporte Secure Boot (Ubuntu, por ejemplo). En otro caso, si queremos iniciar un Linux que soporte EFI/UEFI pero no venga con una clave de seguridad adecuada para Secure Boot, deberemos desactivar esta opción.

Prioridad de arranque

Esta otra función del Setup (generalmente aparece como Boot Priority o Boot Sequence) nos permite establecer el orden en que se tratará de iniciar un dispositivo. Por ejemplo, si estamos frecuentemente arrancando desde un pen drive, puede ser más cómodo establecer USB con la máxima prioridad, de forma que el ordenador busque algo que arrancar en un pen antes de ir a arrancar el S.O. del disco duro. Si raramente hacemos esto, poner el disco duro con mayor prioridad asegurará un arranque algo más rápido.

→ (III) El cargador de arranque